Honduras: En el marco del día internacional: defensor del pueblo pide que cese la discriminación y la violencia contra los pueblos indígenas

Honduras: En el marco del día internacional: defensor del pueblo pide que cese la discriminación y la violencia contra los pueblos indígenas

Solo en el año 2018, el CONADEH atendió 258 quejas de miembros de pueblos indígenas y afrohondureños. Algunas denuncias establecen las situaciones de riesgo o desplazamiento forzado de personas pertenecientes a pueblos indígenas que se presentan en un contexto de lucha por la tierra y territorios y por las actividades del crimen organizado.

La carencia de servicios básicos adecuados, la pobreza, así como situaciones de riesgo o desplazamiento forzado y discriminación, son parte de los problemas que enfrentan los pueblos indígenas y afro-hondureños, según el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el titular del CONADEH, Roberto Herrera Cáceres, hizo un llamamiento para que la sociedad apoye y acompañe toda la lucha por el respeto, la dignidad y el bienestar de todos los pueblos indígenas del país y que cese la discriminación y la violencia que afecta a esta población.

Los pueblos indígenas y afros de Honduras viven una situación crítica a causa de la desprotección de sus derechos sobre sus tierras, y los actos de violencia que enfrentan por reivindicar esos derechos en un contexto de impunidad y de falta de acceso a la justicia.

Existen quejas de personas indígenas que se han opuesto a la construcción de proyectos hidroeléctricos o de minería a cielo abierto.

Solo en el año 2018, el CONADEH atendió 258 quejas de miembros de pueblos indígenas y afrohondureños, en donde las violaciones más recurrentes son despidos ilegales o violaciones a las normas laborales en el sector privado, amenazas, coacción o intimidación.

Además, que están enfrentando una serie de hechos de violencia que van desde asesinatos, abuso sexual y amenazas de muerte.

Un informe del CONADEH establece que las situaciones de riesgo o desplazamiento forzado de personas pertenecientes a pueblos indígenas se presentan en un contexto de lucha por la tierra y territorios, asimismo, por las actividades del crimen organizado que despoja de sus propiedades a los habitantes de pequeñas comunidades.

La Unidad de Desplazamiento Forzado Interno del CONADEH, registra alrededor de veinte casos en situación de riesgo y desplazamiento interno de población indígena y afro-hondureña, siendo los más afectados los indígenas Lencas, Tolupanes, Miskitu, Pech y Garífunas.

Los vacíos de protección legal en amparo para las personas indígenas y afro-hondureñas deriva en situaciones de violencia como el asesinado en contra de líderes y defensores de los derechos humanos, como fue el caso Berta Cáceres, muerta violentamente en marzo del 2016.

De acuerdo al CONADEH, el crimen organizado, es también otro factor que deriva en la vulneración de los derechos de los pueblos indígenas y afro-hondureños.

Al Ombudsman hondureño le preocupa que el Estado de Honduras no realice las acciones suficientes para garantizar la protección y goce efectivo de los derechos de los pueblos indígenas y afro-hondureños, en especial, los relacionados con los territorios y recursos naturales.

Además, exhorta a la discusión y elaboración de un instrumento de consulta previa que garantice los derechos de los pueblos indígenas y afro-hondureños.

La población de pueblos indígenas y afro-hondureños está compuesta por personas pertenecientes a los grupos Miskitu, Tawahka, Maya Chortí, Nahua, Pech, Lenca y Tolupán, personas afro hondureñas integradas por Garífunas y negros de habla inglesa.

Se estima los pueblos indígenas y afrohondureños representan alrededor del 8% de los más de 9 millones de habitantes del país.

Contacto

Calle Trinidad 1 28801, Alcalá de Henares, Madrid España.
(+34) 91 885 50 34
Prensa: comunicacion@pradpi.org
Máster PRADPI: secretaria.master@pradpi.org

Boletín Noticias